¿Cómo se trata el agua para consumo humano?

27 ENERO, 2020

El agua es la base de la vida y forma la mayor parte del organismo del ser humano. Una simple variación en su contenido altera la calidad de ésta, lo que puede llegar a convertirla en inservible, o incluso, suponer riesgos para la salud. Por ende, es muy importante controlar la calidad del agua que consumimos y realizar un análisis detallado de sus parámetros.

Agua para consumo humano

El agua para consumo humano o también conocida como agua potable se utiliza para beber, cocinar, preparar alimentos, higiene personal y usos domésticos que se suministran a través de las redes de distribución públicas o privadas.

Parámetros ideales del agua potable

El criterio principal para que el agua se considere apta para el consumo humano es que esté limpia, sea salubre y no contenga microorganismos o parásitos que supongan un riesgo para la salud.

Hay unos parámetros que definen las características que debe tener el agua que puede ser consumida por las personas:

  • Incolora
  • Inodora
  • Insabora

Tratamientos

  • Cloración: es un método sencillo y eficaz para desinfectar el agua y mantenerla dentro de los parámetros de calidad establecidos. El tratamiento del agua por cloración permite eliminar los microorganismos nocivos de la red de agua potable.
  • Ósmosis inversa: Recordando el artículo “lo básico para entender la ósmosis inversa” es una técnica de purificación del agua que se utiliza para eliminar distintas partículas del agua potable. Consiste en hacer pasar el agua a través de una membrana semipermeable que retiene el exceso de este tipo de sustancias, obteniendo un agua de calidad y libre de microorganismos.
  • Filtración: Los sistemas de filtración bien diseñados permiten la retención y destrucción del 99 % de los microorganismos que de forma natural porta el agua. Con este tratamiento previo o en línea, la consecución de un agua de mayor calidad es posible y permite la reducción sustancial de los productos químicos y con ello la disminuir o eliminar los subproductos nocivos que aportan los tratamientos químicos.
  • Ozonización: Como purificador de agua, el ozono es un gas muy efectivo porque descompone los organismos vivos sin dejar residuos químicos que puedan dañar la salud o alterar el sabor del agua. Reduciendo su aspecto turbio, el mal olor y sabor del agua, así como la cantidad de sólidos en suspensión. No sólo elimina las bacterias causantes de enfermedades, sino que también inactiva virus y otros microorganismos que el cloro no puede destruir.
  • Rayos UV: En una primera etapa, el agua pasa por un filtro que retiene las partículas en suspensión. Después pasa por un filtro de carbón activado, el cual elimina el mal olor, sabor y color en el agua, así como el cloro. Por último, el agua es purificada por medio de luz ultravioleta, que se encarga de destruir las bacterias.
  • Ebullición: para eliminar las bacterias es necesario que el agua hierva de 15 a 30 minutos. Es una forma sencilla y económica de desinfección al alcance de la mayoría de los hogares.

La desventaja es la concentración del contenido de minerales disueltos, debido a la vaporización del agua.

En CONTYQUIM contamos con la asesoría necesaria para el tratamiento de aguas y nos especializamos en ósmosis inversa. Contáctanos para mayor información sobre el mejor tratamiento.

¡Encuéntranos!

Querétaro, Qro.

Av. Industria Minera 562, Int 1, 2 y 3, Parque Industrial Querétaro, Qro. [email protected] (442) 209 5051 al 52

León, Gto.

Av. Mexico-Japón #930 Planta Alta. Col. Crucitas. Salamanca, Gto. [email protected] (477) 493 1756

San Luis Potosí, Slp.

Av. Sierra Leona 360 piso 9, Alttus Corporate Center, Col. Fracc. Villantigua. [email protected] (444) 273 0258

Cancún

Azuna Corporate Center, Piso 11, Av. Sayil esq. con Av. Savignac, Cancún, Quintana Roo. [email protected] (998) 500 7000

Mérida

Torre Luxus Altabrisa, Piso 6, Calle 20 235, Col. Altabrisa, Mérida, Yucatán. [email protected] (999) 500 2600

Acércate a nosotros y resolveremos cualquier duda que tengas.