Tratamiento de aguas

Tratamiento Integral de aguas residuales en la Industria vitivinícola - TIDA

26 mayo, 2020

En la industria vitivinícola, el consumo de agua en las bodegas oscila entre 1 y 6 litros por cada litro de vino elaborado. Este valor depende de varios factores, como pueden ser: instalaciones, tipo de suelos, equipos y tecnologías de limpieza, hábitos de limpieza, costes de abastecimiento y de depuración de agua. Por este motivo, es prácticamente imposible determinar la caracterización de los parámetros de vertido.

Para implementar algún tratamiento de aguas, es recomendable separar las aguas pluviales del resto del agua empleado, ahorraremos el dinero que supone tratar un agua que no lo necesita y reducir la contaminación a tratar, estando entre las medidas para reducir el volumen de vertidos y/o su carga contaminante.

Existe una gran variedad de sistemas disponibles para depurar estas aguas residuales, que van desde un mínimo pretratamiento hasta un tratamiento completo incluyendo su reutilización en la misma industria o riego del viñedo.

Pretratamiento y neutralización

Es la primera operación a que se someten los residuos líquidos. Consiste en retener los sólidos que arrastra el agua; para evitar entorpecer el normal funcionamiento de las plantas de tratamiento, y por el otro ajustar el pH para permitir su tratamiento posterior o el vertido al alcantarillado cuando sea posible.

Tratamiento primario

Consisten en la separación de un porcentaje significativo de los sólidos suspendidos, contenidos en las aguas residuales, de forma natural o por precipitación, mediante procesos físicos y/o químicos Siempre que no se exijan rendimientos elevados, la primera alternativa de depuración a contemplar, es la del tratamiento físico-químico que fundamentalmente consiste en una dosificación de floculante y coagulante, añadidos en un tanque de mezcla rápida y otro de floculación, anteriores a la decantación, con el objeto de eliminar con los lodos la mayor cantidad de materia orgánica posible.

Tratamientos secundarios

Es el proceso mediante el cual se elimina la materia orgánica biodegradable disuelta o en forma coloidal, así como el resto de los sólidos y componentes presentes y el agua tratada se clarifica. La elección del sistema de tratamiento secundario dependerá de un gran número de factores. La presencia de materia orgánica soluble permite un tratamiento de depuración biológico como forma de tratamiento, que podría realizarse por vía anaerobia o aerobia, que en ambos casos tendrían que complementarse con una adecuada disposición final de los lodos.

El tratamiento terciario

Proceso en el que se higieniza y adecúa el agua tratada para que pueda ser vertida en zonas con requisitos más exigentes o para ser regenerada para algún uso en concreto. De forma general, esta etapa busca la eliminación de nutrientes y patógenos.

Filtración con membranas: Se utilizan no solamente para eliminar parte de la materia orgánica de los efluentes, sino que también permite la recuperación de sustancias reaprovecharles, actualmente desechadas y la reutilización del agua.

Recuperación del etanol por striping: Se basa en la separación del contenido en etanol que tienen estos efluentes. En el caso de que el vertido contenga azúcares, se pueden fermentar previamente. El proceso se combina con una evaporación consiguiéndose un consumo energético que es el 60% del de un tratamiento biológico aeróbico convencional, con las ventajas de no generar lodos y que el etanol recuperado tiene un valor económico considerable.

Acércate a nosotros y resolveremos cualquier duda que tengas.

¡Contáctanos!

Querétaro, Qro.

Av. Industria Minera 562, Int 1, 2 y 3,
Parque Industrial Querétaro, Qro.
e-ventas@contyquim.com
(442) 209 5050 al 52

León, Gto.

Av. Mexico-Japón #930 Planta Alta.
Col. Crucitas. Salamanca, Gto.
e-ventas@contyquim.com
(477) 493 1756

San Luis Potosí, Slp.

Av. Sierra Leona 360 piso 9, Alttus Corporate
Center, Col. Fracc. Villantigua.
e-ventas@contyquim.com
(444) 273 0258
Mándanos un whatsapp